Fuerza Noticias
Aquí Entre Nos Opinión

Felipe Pineda una buena opción de la 4T en la región

-Es un aliado de Morena, sabe pactar y hacer alianzas.

-En Acula es recordado por ser un alcalde que llevó la transformación a todos los rincones.

-Desde 2022 en la Oficina de Hacienda en Cosamaloapan tiene cercanía y buena atención a los usuarios.

Los tiempos electorales se avecinan, comienzan a escucharse nombres de quienes aspirarán a un cargo de elección popular para el 2024.

La cuenca del Papaloapan es una zona que el gobierno de la 4T ha beneficiado con obras y acciones que han mejorado a la región; hay actores políticos que son conocidos, tal es el caso de Felipe Pineda Barradas quien actualmente es el Jefe de la Oficina de Hacienda del Estado en Cosamaloapan, Veracruz. En este encargo el oriundo de Perote, pero adoptado desde hace más de 20 años en la cuenca, tiene cercanía con la población de la región, dando atención personalizada, desde su llegada a esa oficina se acabó la corrupción, dignificó las instalaciones, para comodidad de los usuarios y empleados.

Felipe Pineda es un político que podría abanderar coalición Morena – PT – Partido Verde, en la diputación local del distrito XXIII; sabe pactar, sumar, es pueblo y es un buen estratega que no deberían desaprovechar para el 2024.

Pineda Barradas sin duda es un buen aliado de la 4T, se ha disciplinado y en tiempos electorales ha trabajado firme para el partido.

Es de los pocos políticos en la actualidad que su gobierno tuvo continuidad debido a la alta aprobación; su sucesora, es su esposa, Rocío Cruz Domínguez quien tuvo el doble compromiso de ocupar el cargo y trabajar de la misma forma que Felipe tenía acostumbrado a los acultecos.

La cuenca del Papaloapan se ha caracterizado por tener políticos que dejan huella, Felipe es uno de ellos, en la actualidad y debe ser tomado en cuenta por Morena para garantizar la vigencia del partido.

lalo2808

lalo_tlaco@hotmail.con

Related posts

Aquí Entre Nos…

Eduardo López

Alcaldes cuenqueños…

Eduardo López

Uno bueno y una mala

Eduardo López